miércoles, 27 de enero de 2010

CULEBRA (Herpes zoster).

CULEBRA (Herpes zoster).

Se denomina en Almería como “culebra” culebrina” o “culebrilla usagre” al Herpes Zoster (recuérdese que en griego herpes significa culebra o serpiente) Es una afección muy común en diversas Medicinas Populares: Barriola (1952); Castillo de Lucas (1958); Ferrandiz Araujo (1974); Lis Quiben (1949); la tratan: Grima Cervantes (1994), García Ramos (1981y 1987), Checa y Molina (1997) y García Sánchez (2000).
Su curación por la medicina científica actual está aún por descubrir o al menos en entredicho, dado que se le ha señalado cierta relación con el cáncer (homorreticulopatias y neoplasias viscerales) y es evidente su respuesta a los procedimientos de la medicina Popular de tipo mágico.
Se define como unos granillos que pican y duelen mucho La afección cursa con dolor, “pinchonazos” y erupciones. Primero se “remueve” y luego se “recoge”.
La etiología popular afirma que la “culebra” se contagia a través de las ropas que se tienden al sol en el suelo a secar, próximas a las de otras de algún enfermo que padezca o haya padecido la enfermedad. También si sobre estas ropas tendidas pasa una serpiente reptando.

Diagnostico: Antes de proceder a su tratamiento las curanderas precisan si la afección es culebra o no lo es. A veces éstos sanadores confunden el diagnóstico para rezarlas y sacar provecho, y rezan procesos dermatológicos que no son herpes zoster.

Variedades: Las hay machos y hembras . La hembra es más fácil de curar, pero existe el peligro de que “para” (procree) otras culebrillas. El macho es más difícil de liquidar, ya que a veces se necesitan más de nueve días para matarlo. No obstante la culebra puede “reverdecerse” con los cambios estacionales (neuralgia postherpética). En Turre (Grima, 1994) se distinguen entre “culebrinas” y lagartos. En general en éste pueblo de les denomina como “bichos”. En Taberno a un paciente le dijeron: “tienes una culebra y a lado un culebrón”.

Evolución: Testimonio oral textual de Albox: “La bicha que he tenío comenzó oculta (herpes sine herpes). Luego parió cinco culebras. La bicha seguía mordiéndome. No es dolor, muerden con la boca. “Peazo bicho que me está comiendo. Si no me la rezo me muero. Si no las mato a las cinco que hubiera sido de mi” (Albox, 2006)









                                            Culebra “rezada” en Albox (2009)



Pronóstico: Se dice que cuando la “culebra” (herpes) junta la cabeza con la cola (recuérdese la distribución metamérica de las lesiones herpéticas), el enfermo muere. Se produciría una parálisis respiratoria en el supuesto herpes torácico bilateral.

Tratamiento: quienes curan las culebras son personas con saberes especiales sobre esta enfermedad que casi siempre son especialistas solamente en este mal. Hay constancia que en pequeñas comunidades como Líjar en la Sierra de Filabres (500 habitantes) cuando fallece la poseedora de la “gracia” para rezar las culebras, muy pronto, se crea por necesidad otra persona con la misma “gracia” para curar este mal. Muerta la tía Amalica, con 81 años en 1978, en 1980 ya hay constancia de que su sobrina, Amalia, con 58 años, reza las culebras. Esta Amalia, hasta estas fechas y cuando vivía la tía Amalica, solo rezaba las aftas bucales. Solo rezaba este mal menor de las culebras, para no entrar en competencia con su tía, la verdadera poseedora de la gracia y de una manera introductoria hacia el curanderismo mayor. Fue así necesaria la aparición de otra especialista ya que en el periodo de carencia, los enfermos de herpes habían de irse a otro pueblo a rezarse la culebra (en este caso a Chercos Viejo).Los procedimientos y oraciones curativos los han recibido de familiares o personas allegadas que a su vez los recibieron de sus abuelos o bisabuelos. Tanto es así que las mismas sanadoras de las culebras opinan que son rituales transmitidas desde los moros pero con oraciones cristianas.

El procedimiento curativo más popular en Almería es “escribirlas y rezarlas” o “deletrearlas”.Para lo primero se utiliza un lápiz de tinta, de los que hay que mojar con la lengua para que escriban y más modernamente un simple bolígrafo, con los que sobre la lesión se trazan diversos signos entrecruzados. También alrededor de las vesículas se escribe: “Jesús, José y María etc., dándole con el lápiz alrededor” y así “la culebra no pare”, o sea, “no cría hijos” Esto significa que la lesión sería única, no múltiple o ramificada.

En Alcudia de Monteagud para “rezarlas”se emplean varios ensalmos que la mayoría empiezan con la siguiente jaculatoria:

“El mal fue visto,
muera el mal y viva Cristo”

Tras estos ensalmos se rezan tres avemarías, habiéndose de repetir el rezo durante nueve días seguidos hasta conseguir la total curación de la lesión.

En la zona de los Vélez se escribe en la lesión y con tinta china o con alcohol y una pluma de ave (García Sánchez, 2000) a ser posible de pavo negro. Se escribe por donde la lesión progresa, para impedir su avance. El escrito se hace con la mano izquierda y hacia atrás, mientras se dice:

Buenas tardes, si es por la mañana y buenos días si es por la tarde

Herpe imperial
los pasos que das “p´alante”
se te vuelvan “p´atrás

Se va escribiendo alrededor de la lesión hasta llegar a la raíz de ésta. Se hacen cruces en el centro de la lesión con la pluma y la tinta, diciendo:

“Divino Cordero
que al mundo viniste
quita el mal
donde lo pusiste”

Después se espolvorea la lesión con polvos de talco o Talquistina. Se va escribiendo cada dos días y entonces se ve como la lesión se hace más pequeña. Así se va rezando hasta que desaparece.

En la misma área de los Vélez se describe otra oración tras escribir hacia atrás con pluma de ave y tinta:


Buenos días señor empeine caballar
vuélvase atrás que ya es de noche

(O que ya es de día si se escribe o reza por la mañana) Se reza un día por la mañana y al día siguiente por la noche, un número impar de días, casi siempre nueve. Cuando han acabado los nueve días, se reza una salve.

En Turre se considera muy importante saber donde está la cabeza de la “herpe” ya que por allí es por donde hay que atacarla para poder acabar mejor con ella. Hay herpes machos y herpes hembras que pueden aparearse y entonces la hembra pare otras culebras pequeñas que son los hijos a los que hay que eliminar también por el peligro de que se hagan grandes. Estas crías resultan también difíciles de eliminar por su profusión y facilidad para escabullirse. Se emplea en Turre una caña untada de yodo primero y después de tinta. Con esta caña (recuérdese que las culebras terrestres han de ser matadas con una “caña rajá”) se empieza a “quebrantar la cabeza”hasta continuar el proceso hasta la cola siempre en movimientos circulares(los círculos mágicos) y de fuera adentro, escribiendo sobre la culebra símbolos o letras. A esta oración se le llama “deletrear”la culebra. A veces en vez de tinta se emplea Vigencial, yodo o algunas plantas medicinales. En Albox se cura con manteca y polvos de talco (2009)

De la población de Chercos (Almería) es la siguiente pauta terapéutica: se fabrica una mixtura a base de vinagre de vino, pólvora, tinta y carbón de sarmiento de parra con la que se hacen unas cruces sobre la lesión pronunciando las siguientes palabras:

“El hijo del Arvellán
arando estaba;
su hija la Arvellana,
la merienda le llevaba.
Montes, riscos vide yo arder
y le dije:--Padre mío--
¿Con qué se apagará?
Con ceniza de sarmiento
y unto de sal
y no revercerá más”

(Es radical, oiga, me aseguraba el informante)

Observamos en la oración anterior los números tres y nueve, el color blanco y otros números nones. También diversas invocaciones a Dios a la Virgen y a los santos.

En Taberno y Oria se conocen las lesiones herpéticas como “culebrilla usagre”y su rezo es el siguiente:

En el nombre de las tres Personas,
Padre, Hijo y Espíritu Santo.
La hija de la Cerrilla
fue a lavar
y su madre
fue a llevarle de merendar.
--- ¡Madre!
¿Que es esto que en el cuerpo sale?
--Hija: la culebrilla usagre.
--¿Con qué sanará?
Con cenizas de sarmiento blanco
y mantequilla sin sal”

Esta oración se reza tres veces en cada sesión ceremonial. Se debe efectuar tres veces al día: mañana, mediodía y tarde (se evoca así, la resurrección de Jesucristo al tercer día). Siempre se reza en días nones. El ungüento se hace a base de ceniza de sarmiento blanco y manteca de cerdo sin sal.

En Níjar la rezan diciendo:


“María ave,
María ave,
María ave”

Y aplican sobre la erupción Talquistina (nombre comercial de unos polvos de talco antisépticos) así como tinta china (“se gastan hasta dos botes”)

En la zona de Vélez Rubio se describe la cura se hace a veces con manteca de cerdo y Talquistina o un ungüento a base de pólvora, limón y tinta china. Tras o mientras se aplica el ungüento se reza:


En el nombre del Padre
hijo y Santísima Trinidad
Tres niñas hay en Belén
una cose, otra hila
y otra pinchará
la culebrina de nuestra hermana (nombre del enfermo)

Se reza después un Padrenuestro y un Ave María, tres veces.

De los Vélez también es el siguiente rezo:

“Maldito sea el can (Maligno) (le escupe y reza un padrenuestro a modo de exorcismo)
Bendito el nombre de Jesucristo
(Hace una cruz, pues la culebra es el diablo)
Padre nuestro, avemaría y credo. Amén)

Solo se reza una vez cada sesión porque, explican, que “si se reza mucho se arrebata, se vuelve muy rabiosa y duele mucho más”.Hay que rezarlas lo justo. En la misma zona hay otro rezo muy similar al recogido en el Taberno:

“Bendito y alabado.
La hija de la vieja Regina
fue a lavar y le dijo:
madre, que esto que al cuerpo sale
Hija, la culebrilla usagre.
Y esto con qué se quita?
Con ceniza de blanco sarmiento
y manteca sin sal.”

Se repite tres veces esta oración y entonces se reza un padrenuestro y un Ave María La cura se repite hasta nueve veces. Al final, haciendo cruces se dice:

“La culebra fea,
curá se quea”

En Almería capital pasan una hierba por la culebra que la “mata” y la cura.

Es de señalar que en cada localidad existe al menos un “especialista” en rezar el herpes. Y por lo he constatado en numerosos pueblos de la provincia como una constante cultural muy definida (García Ramos, 1987)

La culebra puede ser una o dos. También macho o hembra. Ambos aspectos: sexo o paridad, solo lo distinguen los mismos que la rezan. El hecho de existir un macho y una hembra permite a las culebras aparearse y tener hijos que forman un “nio” de donde van creciendo y saliendo. Hay que localizar e identificar ese “nio” para atacándolo y eliminándolo evitar no resulte otra profusión de culebras primeramente pequeñas y después grandes (Albox, 2008). Para escribirlas se emplea también en la actualidad un rotulador y hay que rezarlas “antes de que pase viernes”.

En Albox se describe el siguiente procedimiento: Cójase un sapo y se pasa vivo nueve veces sobre la afección (Una vez para arriba y otra para abajo). Luego se cuelga en un árbol secándolo hasta que se muera. Se repite lo mismo con otros dos sapos (son tres).

Cuenta el informante que el primer sapo salió de la operación hinchado y “ardiendo como la lumbre”. El segundo sapo algo menos hinchado y caliente y el tercero menos. (Albox, 2002)
También en Albox una mujer de noventa años (año 1992) sabe un procedimiento que dice haber aprendido de sus “bisabuelos”.Se trata tanto de una “autorrezo” como de un procedimiento para “rezar” a los demás:

“Gloria al padre
Gloria al hijo
Gloria al espíritu Santo
por los siglos de los siglos
Gloria al espíritu Santo”

Esto se va diciendo mientras se hacen cruces sobre la lesión con hojas de olivo.

“Maldita secuela
que picas y matas
yo te mandaré
de Nuestro Señor Jesucristo
que te corte las uñas
que no puedas “arruñar”
que te corte el pico
que no puedas picar
que te corten las alas
que no puedas volar
que te quemen y que te abrasen
que te deshagas como la sal
en el agua

Esto se reza nueve veces y luego se queman las hojas de olivo.

Durante la curación de la culebra el enfermo no puede beber leche, ya que la leche fomenta el crecimiento de la culebra dado que esta “se amamanta de leche”.Tampoco los enfermos deben comer huevos.

Sobre el tema de la curación popular del herpes cabe señalar la hipótesis aventurada de que, si desde milenios y en pueblos muy diversos es posible curar los procesos víricos (culebra, verrugas, hepatitis...) por medio de la sugestión, procedimientos mágicos y aplicación de productos naturales ¿Porqué no abrir un camino a la investigación para el tratamiento del herpes e incluso de ciertos procesos malignos, con procedimientos científicos inspirados en la Medicina Popular? Es la llamada por Molina (1997) “eficacia simbólica”. Se invoca las tres personas de la Santísima Trinidad. “Sin ayuda de lo divino poco podemos hacer los curanderos”. Es la gracia de Dios la que cura. Otras veces es la Santísima Trinidad (la más potente).La similitud con la serpiente es griega (herpes).Los griegos ya la asimilaban al mal. La religión católica la asimila al mal y a la enfermedad. Esta similitud convierte a la enfermedad en un ser vivo: la culebra, serpiente que produce dolor, mordiendo o paseándose reptando debajo de la piel. Este dolor es maligno (demoníaco) un can, un negro y feroz perro (“Maldito sea el can…”) al que se le escupe, se le conjura, se le exorciza. Hay que matarla, hay que dormirla, hay que aniquilarla, no se puede fiar uno de haberla matado, pues se escabulle, se aparea, puede tener hijos. Se mata con pólvora. Con lo negro que actúa contra el calor. El fuego de la culebra se seca...El sapo es otro reptil repelente al que se le transfiere la enfermedad. Los dibujos que se hacen sobre ella son a modo también de culebras: herpes contra herpes...

Se invoca a Cristo contra el mal (“el mal fue visto, muera el mal y viva Cristo”) nueve días, tres veces. Tres días fue el tiempo que tardó Jesucristo en resucitar. Ceniza de sarmiento blanco. ¿Porque blanco? Por su virtud catalizadora, purificadora.
Hay que rezarla “antes de que pase viernes” pues el viernes es el día más mágico, porque murió Jesucristo. No debe de propasarse éste día sagrado para que la magia en forma de oración cristiana surta efecto.
La culebra, es un animal mágico y maldito al que pisa la Virgen María o la Diosa Madre ibérica prehistórica.
Se emplea algo de terapéutica animal como la manteca de cerdo. Pero ojo, sin sal La sal es el condimento que hace proliferar a las criaturas, que no mata que, da “gracia”.Salar los alimentos es echarles la“Gracia de Dios”.LA CULEBRA Y SU CAMISA
Se emplean algunas matas (olivo, matapollera) y materia inerte o mineral: tinta china, pólvora que aparte de su poder astringente sobre la piel aporta el color negro.
La ceniza, la pólvora, lo negro refieren símbolos de lo mortífero, evocan la muerte, pero la muerte de la culebra, para que no “para” no se aparee, no se multiplique (no tenga más hijos).Las cruces mágicas ahuyentan el mal, lo alejan, matan al demonio, lo vencen, lo espantan con ensalmos conminatorios. El demonio muere. Se pretende que muera el mal y en contraposición, viva Cristo. El Dios triunfante hecho hombre. El triunfo de lo cristológico. Se cerca al enemigo con círculos que se van estrechando hasta vencerlo, hasta expulsarlo. Se escribe al revés, con la mano izquierda, empleando el mismo lenguaje que el maligno. Lo contrario de lo diestro es lo siniestro. La Virgen María ocupa un papel importante en este proceso por que es quien pisa la cabeza a la culebra. Esto que es lo que hace la curandera: buscarle la cabeza a la culebra para aniquilarla con seguridad.

2 comentarios:

  1. Esta información me parece increíble que la haya podido encontrar.
    Yo también recopilo información de la sabiduría de nuestros mayores.

    La oración de las herpes,en concreto,he perdido la esperanza de conseguirla,ya que es algo que se transmite, solo y exclusivamente, de familiar a familiar.

    Espero que me cuente como ha conseguido ganarse la confianza de estas personas.

    Lo poco que he recopilado ha sido por ser hija de...así los mayores se tranquilizan, al entender que no me voy a mofar de ellos y que estoy familiarizada con estas costumbres.

    De otra manera hubiera sido imposible, ganarme su confianza.

    Un saludo afectuoso

    ResponderEliminar
  2. Doy fe del remedio con la polvora y pnea y mas ingredientes...(Dicen que no se puede decir todos los ingredientes a cualquier persona, ella misma no me lo ha dicho todos...)
    Mi abuela tiene esa gracia y ha curado segun me cuenta a miles de personas, ninguna ha vuelto por reaparecerle la varicela de coster, herpes o cualquier variante Zoster (la culebrilla llamado antiguamente)
    Me lo estoy haciendo porque la medicina de hoy en dia no es tan efectiva o es efectiva a corto plazo ( aun utilizando cremas con cortisona) no digo que no funcione pero si que el efecto es bastante minimo...
    No soy creyente, no creo en Dios, pero aun asi estos remedios y quien sabe con estas oraciones ( si verdaderamente tiene algun efecto) es efectivo, increiblemente inexplicable pero funciona.
    Espero que la tradicion no se pierda, Animo!
    Un saludos a los que lean esto, porque para ayudar si pierdo el tiempo para que lo creas porque funciona!!

    ResponderEliminar